¿Abusar en el marcador o aprovechar el partido?

El 16-1-2015 trascendió la noticia que Michael Anderson, entrenador del equipo femenino del Arroyo Valley High School (USA), fue suspendido dos partidos después de ganar un partido por 159 puntos, sin tomar medida alguna para no “abusar” de esa manera.

161 a 2

Fuente de la imagen y noticia en http://kiaenzona.com/mas-basket/basket-femenino/sancionan-a-un-entrenador-dos-partidos-despues-un-161-2-te-parece-correcta-la-medida-23746/

El debate en las redes sociales siguió a la noticia, y se debatió sobre si el castigo fue merecido o no. Mi postura acerca de este punto es que, más que un castigo, entrenadores que permiten estos resultados sin ninguna mediación por parte de ellos, necesitan MÁS FORMACIÓN acerca de los VALORES del deporte, pero especialmente, acerca de MOTIVACIÓN.

¿Ser el mejor o SER MEJOR?

Ganar de 159 refleja que eres claramente mejor que el otro equipo, pero… ¿habrá servido el partido para crecer como equipo? Seguramente no. Tampoco serviría de nada “aflojar”, ya que el equipo tampoco aprovecharía el partido, el resultado sería igualmente abultado, y los rivales podrían considerarlo una actitud arrogante o una falta de respeto.

Por lo tanto… ¿qué puede hacer un entrenador cuando su equipo es tan superior?

La clave está en la motivación: APROVECHAR EL PARTIDO PARA MEJORAR.

Ya que el resultado no está en juego, para el entrenador debería ser fácil aprovechar el partido para trabajar aspectos del juego que permitan crecer aún más como equipo. Pero claro, para tener esta mentalidad, el entrenador debe dar importancia a SER MEJOR cada día, y no limitarse sólo a contemplar cómo su equipo es mejor que el otro.

Medidas concretas para convertir un partido fácil en un reto para tu propio equipo

Siguiendo con el ejemplo del baloncesto, al que se refiere la noticia, algunas medidas que el entrenador puede tomar para APROVECHAR un partido fácil para crecer (aparte, claro, de hacer jugar más a los jugadores menos habituales, o de utilizar sistemas defensivos menos agresivos), son las siguientes:

  • Defender sin el uso de las manos. Así priorizamos el trabajo sobre la colocación y la postura, y evitamos que el ímpetu natural de los jugadores jóvenes les lleve a robar el balón fácilmente.
  • Orientar el juego del rival hacia una zona acotada del campo. Priorizamos defender especialmente una zona y sólo permitimos el juego por otras. Así constatamos nuestra capacidad de orientar el juego, y damos opciones al rival a aprovechar las menos defendidas.
  • Rebotear sólo después que el balón toque suelo. Así priorizamos la colocación, la postura y el bloqueo del rebote.
  • Después de anotar, volver rápidamente a campo defensivo, dentro de la zona,  antes de volver a defender en las posiciones habituales. Así trabajamos la rapidez en la transición defensiva.
  • Atacar sin botar el balón. Priorizamos el passing game, el juego sin balón.
  • Anotar sólo si todos los jugadores han tocado el balón. Priorizamos el juego colectivo, el extra-pase.
  • Anotar sólo si el balón ha pasado al menos una vez por dentro de la zona. Priorizamos el juego dentro – fuera.
  • Buscar que sea un jugador concreto (nombrado por el entrenador o el base) quien anote. Así priorizamos el juego ofensivo orientado.
  • Anotar sólo si hemos realizado una jugada en concreto, a demanda del entrenador.
  • Anotar sólo de 3. Priorizamos el tiro de larga distancia.
  • Anotar sólo dentro de la zona. Priorizamos el juego anterior.
  • Hacer jugar a ciertos jugadores en posiciones diferentes a las habituales. Así les hacemos trabajar recursos diferentes.

Si un entrenador tiene claro en qué debe mejorar su equipo, puede aprovechar este tipo de partidos para hacerlo, y así, con estas auto-condiciones, dar más vida o libertad al rival para que pueda desarrollar mejor su juego. Animo a entrenadores de otros deportes a adaptar estas medidas a cada modalidad.

Volviendo al partido de la noticia, aplicando estas medidas el resultado hubiera sido tal vez de 98-26. Pero el equipo superior habría aprovechado el partido para crecer en aspectos concretos, y el equipo inferior habría conseguido seguramente la mejor expresión de si mismo.

(Nota del autor: estas medidas las apliqué como entrenador en un equipo de alevines, en la U.E. Montgat, temporada 92-93.Y recuerdo un día que ganamos por 119-32… Pues aparte de crecer nosotros, el equipo rival acabó… ¡muy satisfecho! Y es que nunca antes en la competición habían superado los 4 puntos).
Joan Vives Ribó
Psicólogo del deporte
Autor de "Entrenando al entrenador...

2 respuestas a ¿Abusar en el marcador o aprovechar el partido?

  1. Pedro. dice:

    Muy buena idea y felicito por esos importantes consejos………Gracias.

  2. Reblogueó esto en Entrena con Alex Perezy comentado:
    Deberíamos tomar buena nota de estas reflexiones de Joan Vives, y creceríamos como formadores a la vez que nuestro equipo en valores y baloncesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: