!Entiéndase con su ansiedad!

Entendernos con nuestra ansiedad es diferente a intentar “controlarla”.  Entenderse con la ansiedad es algo más. Implica aceptar que estamos estresados o ansiosos (por lo que sea), y aprender a tomar medidas preventivas o paliativas sin activar lo que los psicólogos llamamos “ansiedad secundaria”, es decir, ponernos aún más nerviosos por el hecho de estar estresados.

Otra ventaja de entendernos con la ansiedad y aprender a convivir con ella, es que haciéndolo así, desactivamos la perversión de intentar “controlar” la ansiedad. La trampa mental de la ansiedad aguda o angustia reside en la hipervigilancia, en la necesidad precisamente de controlar los síntomas, buscando evitarlos. Esta estrategia es una trampa y lo que hace es activar y multiplicar los síntomas. Los ataques de pánico son la gran manifestación de esta trampa, de este círculo vicioso, que podemos resumir así:

Círculo vicioso de la angustia o los ataques de pánico

  1. Queremos evitar la angustia…
  2. … porque nos da miedo pasarlo mal…
  3. … por lo que estamos muy pendientes de los síntomas…
  4. … esperando que no aparezcan…
  5. … pero al estar tan pendiente, acabamos notando algo (quien busca encuentra)…
  6. … y al aparecer el primer síntoma…
  7. … ya sube nuestro nivel de alerta, se incrementa nuestra tensión…
  8. … pensamos en lo malo que nos puede pasar, en lo embarazoso, en lo peligroso…
  9. … y sube la tensión, aumenta la frecuencia cardíaca…
  10. … y los síntomas se DESBOCAN.

stress-391660_640

Muchas técnicas que buscan el control de la ansiedad están basadas en estar pendiente de los síntomas, para intentar modificarlos. Las técnicas de relajación buscan controlar los efectos de la ansiedad, modulando los síntomas fisiológicos a través básicamente de la respiración. Pueden ser eficaces para conseguir “parar” momentáneamente la angustia (como lo haría un Diazepam), pero si no aprendemos a tolerar la ansiedad y a desactivar el significado negativo que acostumbra a tener el hecho de estar estresado o angustiado, nos costará mucho cambiar la tendencia a sufrir por ansiedad.

Aceptando la ansiedad y sus síntomas, viviéndolo como “normal” (teniendo en cuenta la situación estresante en la que se está, o asumiendo que aún no hemos aprendido a romper con el círculo vicioso), desactivamos los pensamientos negativos acerca de estos episodios, desactivamos el miedo. Cambiamos el miedo por aceptación. Y al desactivar el miedo, desactivamos el incremento de tensión y los efectos negativos consecuentes.

Entenderse con la ansiedad implica también conocer las posibles causas, las que provienen de nuestro entorno (laboral, doméstico…), las derivadas de situaciones vitales o accidentes, pero también las causas relacionadas con nuestra forma de tomarnos las cosas, con nuestra personalidad y con nuestra actitud (perfeccionismo, poca tolerancia a la frustración, alta autoexigencia…).

Entenderse con la ansiedad implica asimismo conocer los síntomas relacionados con ella: síntomas físicos o psicosomáticos, síntomas emocionales o afectivos, y síntomas cognitivos o relacionados con los pensamientos.

Finalmente, también forma parte de entenderse con la ansiedad, conocer los hábitos que ayudan y los que perjudican. Hablamos de dieta, toma de excitantes, fumar, hábitos del sueño, etc.

Conocer cómo funciona y qué activa el estrés o la ansiedad es el primer paso. Y aunque todos somos expertos en nosotros mismos,  la ayuda de un profesional puede orientar y agilizar esta fase. Si está pasando por una fase de ansiedad, angustia o estrés, póngase en manos de un psicólogo para empezar a aprender a entenderse con su ansiedad.

Si le da pereza, hay otras fórmulas de saber qué está pasando en relación a la ansiedad. No es lo mismo pero se obtiene una información valiosa que puede ayudar a decidirnos a pedir ayuda o a tomar ciertas medidas.

En “Servei d’Atenció Psicològica”, consulta que dirige el psicólogo Joan Vives Ribó, ofrecemos el servicio de evaluación de los niveles de estrés o ansiedad a través de un completo cuestionario on line, que mide si los niveles de reactividad (síntomas físicos, emocionales y cognitivos) se corresponden con un estrés bajo, normal o alto. También estudia qué tipo de causas (situaciones que está viviendo o actitud que está manifestando) pueden estar activando estos niveles de estrés, y si los hábitos de vida ayudan o provocan aún más estrés.

Si está interesado en responder el cuestionario STRESS CHECK, pulse aquí y accederá directamente al formulario. Échele un vistazo, y si le interesa conocer los resultados, siga las instrucciones, realice el pago correspondiente (30 euros), y en un máximo de 7 días recibirá por correo electrónico un exhaustivo informe elaborado directamente por el psicólogo colegiado Joan Vives Ribó, con los resultados y recomendaciones.

Si desea consultarnos directamente acerca de su estrés, ansiedad o angustia y cómo entenderse con ella, vaya al apartado “Contacto” y podrá ver las diferentes vías para contactar con nosotros.

Joan Vives Ribó
Psicólogo del rendimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: